miércoles, 30 de julio de 2008

Math Point (Woody Allen)



Qué tiene de especial la suerte, el destino. Variables que no determinan previamente que lo que va a suceder, lo que va a ocurrir en realidad. El destino y la suerte dicen que se buscan. Quizá. Yo confio que tengamos todos algo de suerte y que el destino nos favorezca.
Esta primera escena de Math Point lo expresa de manera sublime.
Imaging

Sueños de Hotel



Creo que me acababa de despertar.
La habitación estaba totalmente a oscuras. Nada de luz; ni siquiera se adivinaba una pequeña franja iluminada que se dejara ver a través de la gruesa cortina que tapaba ventana de la habitación del hotel.
Oscuridad total.
Silencio casi completo. Sólo se escuchaba la respiración acompasada de ella, que dormía plácidamente a mi lado.
En mi cabeza, sin embargo, se agolpaban las palabras que mis pensamientos lograban hacer brotar constantemente y producían en mí la sensación de estar rodeado de personas que me hablaban de lo que sucedió. Quizá demasiado vino.
No sé que hora era; tampoco me importaba demasiado. Sin necesidad de cerrar los ojos, veía claramente lo que había sucedido un tiempo antes.
Ella se encontraba a mi lado.
El destino sería. Y el destino se aliaba persistentemente en darle la razón…
Ella era alguien conocida, y sabía que nos habíamos mirado con ojos de conocernos. Nos conocíamos desde… desde el momento necesario en que nos necesitamos. Pero era ahora cuando nos habíamos encontrado de verdad. Era ahora cuando compartíamos pensamientos, confidencias.
Antes parecía que era una relación en la distancia. Ahora existía una complicidad mayor de la que he tenido con nadie, y era difícil poder separarme de alguien que me aportaba tanto.
Deseo. Sentí miles de momentos deseo por que ella y yo nos fundiéramos en una sola persona… durante instantes, la habría besado… vergüenza, pudor, miedo a perderla definitivamente… qué se yo.
Todo esto se me agolpaba en la cabeza mientras ella dormía a mi lado. Y yo me mantenía en la misma posición, tumbado, desnudo y con un creciente dolor de cabeza
Soy muy malo expresando sentimientos. Me muestro más racional para no ser demasiado efusivo, y con ella, púes hago más caso a lo que me dice con la voz que a lo que a veces me dice con esos ojos.
Pero sucedió; conversación cómplice, un poco de vino, deseo de ambos por descubrir si existe algo más….
La acaricio en los hombros, en la espalda. No pensé nunca que fuera a pasar. Me da miedo pensar que no vuelva a pasar.
En esa habitación, mientras la acaricio la espalda, me pregunto si tendré la suerte de volver a traspasar la línea.
Supongo que desde que vi aquellos ojos, no he vuelto a ser el mismo
Los sentimientos me dicen que necesito besarla… pero no porque hoy la he besado y he hecho el amor con ella… sino porque siempre la he querido besar y siempre la he deseado.
La miro la espalda, la cara… la acaricio con las yemas de los dedos partes del cuerpo antes desconocidas para mí; pienso que si pierdo la oportunidad de volver a amarla, me arrepentiré toda la vida…
Abrí por fin los ojos. Nadie en la habitación del Hotel. Con pesadez mire el reloj que había abandonado en la mesilla de noche… las tres y cuarto, ¿de la mañana o de la tarde?. ¿A qué hora me acosté…? soñaba con ella. Volví a cerrar los ojos.
Quizá el sueño seguía allí, esperándome.

martes, 29 de julio de 2008

Cyrano. ¿Qué es un beso?



"¿Qué es un beso?
Hablábamos de un beso
La palabra es dulce
En realidad un beso ¿qué expresa?
Un juramento cercano
Una promesa sellada
Un amor que se quiere confirmar
Un acento invisible sobre le verbo amar
Un secreto que confunde la boca con las orejas
Un instante infinito, un murmullo de abejas
Un sabor dulcísimo, una comunión
Una nueva forma de abrir el corazón
De circuncidar el borde de los labios
Hasta llegar al alma"

(Cyrano de Bergerac. Edmund Rostand)

jueves, 24 de julio de 2008

M. Benedetti (Yo no te pido)



Yo no te pido

Yo no te pido que me bajes
una estrella azul
solo te pido que mi espacio
llenes con tu luz.

Yo no te pido que me firmes
diez papeles grises para amar
sólo te pido que tu quieras
las palomas que suelo mirar.

De lo pasado no lo voy a negar
el futuro algún día llegara
y del presente
que le importa a la gente
si es que siempre van a hablar.

Sigue llenando este minuto
de razones para respirar
no me complazcas no te niegues
no hables por hablar.

Yo no te pido que me bajes
una estrella azul
solo te pido que mi espacio
llenes con tu luz.

Mario Benedetti

En realidad, yo no te pido nada que no quieras darme. La amistad, el cariño. La vida te da pequeños momentos, y hay que aprovecharlos. Saber cuando es importante y disfrutarlo.
Mi realidad está llena de pequeños momentos. A veces los dejé pasar, pero siempre estarán llenando con su luz mi espacio.
Qué grande es Benedetti.

Imaging

lunes, 7 de julio de 2008

Always look on the bright side of life!



No sé si siempre hay que ver la parte positiva de la vida. Hoy os pongo el final de la película de "La vida de Brian" con su maravillosa canción, para los que esteis trabajando, mientras el día pasa ahí fuera.
Que la silbeis bien. Y que empeceis la mañana, el día, con una sonrisa. Ya sabeis que no podeis dejar de sonreir por si alguien se enamora de esa sonrisa.

Imaging