miércoles, 24 de septiembre de 2008

Stanley Kubrick (Senderos de Gloria)



Hay muchas películas de guerra, con distintas ideas que mostrar. Los malos y los buenos tienen claras diferencias. En este caso, la línea es siempre más delgada. El horror, la sensación de impotencia, la hipocresia, el miedo, son situaciones que están siempre presentes en momentos que, por suerte, no he vivido, y espero que nadie viva. Aunque fuera de nuestra burbuja, fuera, las cosas son tan desoladoras como relata está impresionante película.
Creo que Kubrick ha sido uno de los directores que más me ha impresionado. Es parte de mi archivo de imágenes.

1 comentario:

PEPE DEL MONTGO dijo...

Yo tengo a Kubrick entre mis directores preferidos y una de las razones, aparte las cinematogáficas, es su impresionante antibelicismo. Esta película es el mejor ejemplo, pero también son antibelicistas Telefono rojo... y La chaqueta metálica.