jueves, 14 de agosto de 2008

Sueño, ¿Hoy puede ser un gran día?



Francisco de Goya (Viejos)

He decidido desempolvar un viejo escrito. Quizá necesitaba cambiar, de sueños. Quizá necesito que las cosas se vean con otro color... o no

Serían, más o menos, las dos de la madrugada. El día había sido para olvidar. Pero no podía. Seguro que había alguna manera de borrar ciertos días. No era posible que lo que había pasado ese día, desde el principio de la mañana, fuera conmigo ya para siempre. No era posible que todo lo que pasó ese aciago 8 de mayo, me acompañara como una losa, como un estigma en mi mente, que me agarrota y no me deja mover.
Y, como siempre, al principio, aunque sin ningún acontecimiento previo que pudiera hacerme considerar que lo mejor que podía hacer era quedarme muy quieto esa mañana, me levanté pensando: ¡¡¡ Qué bien, lunes... ya me queda menos para el fin de semana que viene!!! Pienso siempre tan positivo por las mañanas, porque creo que ya tendré tiempo para disfrutar de mis pensamientos negativos el resto de la semana.
No sé qué fue, pero visto con la visión clara que se tiene al final de la jornada, creo que el despertador sonó más fuerte de lo habitual... sí. Sonó como sólo él sabe hacerlo cuando me quiere hacer la puñeta. Sé que, de alguna manera todo estaba destinado a pasar. El destino, en el que nunca confío me estaba diciendo: “te vas a enterar si existo; vaya si te vas a enterar”. Y sí, me enteré...
Por supuesto, ese día tampoco funcionaba la caldera; el agua caliente se negaba a aparecer triunfal sobre el frío del baño, y esperaba agazapado detrás de la tubería, esperando a que me fuera para salir y reírse, gota tras gota de mí.
Salí a la calle con cierto retraso (todos los calcetines que tenía se habían confabulado para hacer una ensalada, y estaban llenos de tomates) y me dirigí a la carrera a la boca del metro de mi barrio (barrio humilde, pero con clase; vivía con piscina, cancha de tenis, y garaje propio; lo único que estaba a dos horas de viaje del trabajo; pero si algo quieres...)
La muchedumbre nos agolpábamos en el metro, como si estuviéramos enamorados los unos con los otros; no me había juntado así a mi expareja tanto desde que decidimos, por una vez, y sin que sirviera de precedente, y porque era muy religiosa, aparearnos después de la boda, para que el matrimonio fuera real y válido. Después de aquello, y vista la repugnancia del acto en sí (otra experiencia Inolvidable), intentábamos solo tener contacto intelectual. Que tampoco era mucho...Nunca estábamos de acuerdo si era Filemón el de los dos pelos, o el calvo con pinta de enterrador.
Por fin,… después de tener la sensación que aquel hombre con bigote me estaba sacando la lengua en tono lascivo durante tres cuartos de hora... (Fue una decepción, en el fondo, averiguar que no me miraba a mí, ni siquiera esa lengua atrevida me seducía…) para descubrir que había muerto aplastado, y que su mirada era de moribundo. Después de eso, decía, fui expulsado del vagón del metro una parada antes de la estación que me correspondía por que en la parada anterior entraban desde el centro de la estación, y la presión era tan fuerte que no era posible mantenerse dentro. Salí despedido con violencia, como las cáscaras de las pipas cuando, ya mojadas por la saliva, se aferran a los labios y tienes que escupir con rabia… así salí yo… mojado por el sudor, me quedé pegado a un póster de publicidad de compresas ausonia…(compresas; podría ser un póster de lencería).
Aún siendo como era el día… tampoco pensaba que fuera peor que otros días… si no fuera por que lo veo ahora con perspectiva, podía incluso pensar que el día se presentaba todavía bien… (ese día todavía no me habían robado la cartera…).

Empezó a sonar en mi cabeza persistentemente el silbato de un árbitro que pasaba a mi lado. El pitido era cada vez más ensordecedor… Abrí los ojos.
Eran las siete de la mañana; 8 de mayo… “Creo que hoy no voy a salir de la cama. La vida, hoy, me da miedo”… cerré los ojos y soñé que tendría que cambiar de sueño…

9 comentarios:

Gattaca dijo...

Me ha encantado eso de que tus calcetines estaban todos en una ensalada de tomates! Me has hecho reír!
Hay días en los que realmente estaríamos mejor en la cama si supiéramos lo que nos espera, yo hoy no se muy bien porqué me acabo de levantar de la cama, son las 11:41 y ayer me fui a dormir poco después de las 11 de la noche, quien sabe, tal vez mi sueño me ha alejado de un mal día;)

Mil besos

Mencía dijo...

Sueño .... tengo sueñiiiiiinnnn .... hoy ha sido mi dia de desvelo de la ostia ... Gattaca ¿me regalas alguna horina de sueño? por fiiiiiiiii.

A ver niño ... reir me he reído pero ¡sabes? ... me empiezas a dar miedooooo ... hijo por dios! que cosas sueñas ... y no mientas ... no son sueños ... confiesa confiesa ... tienes tomates, te jode el despertador, te pondría una lengua lasciva en el metro ... anda anda no te cortes y confiesa.

Besosmiles y gracias por sacarme la sonrisa :D Hoy siento que puede ser un gran dia

imaging68 dijo...

Hola Gattaca. No diré la ensalada de calcetines que tengo, pero ahora tengo que ir sin ellos... Los sueños, a veces alejan los malos días, otras los acercan; pero vivir es un buen sueño, no?.
Me alegro sacarte una sonrisa. Espero que la mantengas todo el día.
Besos, besos

imaging68 dijo...

Hola Mencia... Una buena siesta... siempre reparadora. Seguro que hoy es un gran día; y lo que me alegra es que el día lo pases con una sonrisa. Ya sabes, igual alguien se enamora de tu sonrisa, y con la foto de tu perfil, seguro que no es difícil (;P).
No te diré que es sueño y qué realidad... pero te aseguro que esa mirada lasciva me desvela mis sueños. y en cuanto al despertador... sé que se rie de mi cuando llega su hora. Seguro
Un beso, o dos, o cientos

Mencía dijo...

Hay siestas y siestas ... reparadoras casi todas jajajaja.

Sonrío a la par que se me cierran los ojos.

Enamorar? jajajajajajaja ... se me ve el culo antes que la sonrisa con lo cual ... jodida la cosa :D

Intuyo la realidad sobre los sueños ...
Besosmiles.

Gattaca dijo...

De momento sigo con la sonrisa:)

Mencia! me sobran las horas de sueño jajaja cuantas quieres???

Mencía dijo...

Todas solete!!!! ayer dormi dos horas ... por eso entenderas mi ultima entrada ... si es que así no se puede coña!

Pero lo que dice Ima ... una buena siesta ... y arreglado en parte ... hoy espero dormir cual pepona.

Besos a los dos!!!

La Dama Se Esconde dijo...

Todos desearíamos borrar algunos días, o por lo menos, muchas de sus horas, o un simple instante fatídico… Si se pudiera… Me quedo con lo de dejar un sueño e ir a por otro. Eso, a veces, sí podemos.
Besos

imaging68 dijo...

Eso, la dama se esconde, lo intento muchas veces, aunque algunos sueños persisten en ponerse los primeros.
Besos