martes, 21 de octubre de 2008

No lo creerás


(Van Gogh. tristeza Gabita)

No lo creerás, pero no siento nada.
Quizá el pequeño dolor de una muela,
que quiere dejar de ser yo para ser ella sola.
O el martilleo constante en mis sienes.
Pero no siento el calor; no siento las caricias.
Me causan indiferencia los besos.
Miro en tus ojos y veo su color, su grandeza.
No veo en ellos su transferencia en cariño,
mi aumento de pulsaciones en el corazón.
Antaño la vida se aceleraba con tu sola presencia.
Mi corazón estallaba y vivía intranquilo si estabas cerca
Ahora siento no sentir.
Mi ingratitud al no devolver la intensidad de tus caricias,
me convierte en un monstruo.
Quiero sentir tu calor, mi excitación por tu respirar.
Pero no siento nada.


(Escrito hace ya unos años. Vocación de poeta, perdida)

5 comentarios:

Mencía dijo...

Que duro el momento en que te das cuenta que has dejado de sentir muchas cosas ... excitación, calor, gustito por las caricias, pulsaciones ...

Pero ¿sabes? cuando no es recuperable ¿por qué castigarse por ello? ... ¿monstruo? ¿ingratitud? ...

Creo que hay que ser dulce con las emociones de uno.

Besos niño poeta.

Carol Honorio dijo...

La vida es así, coincido con Mencía en que no hay que castigarse por haber perdido esos sentimientos, es mejor alegrarse de haberlos podido disfrutar.
Un beso.

PEPE DEL MONTGO dijo...

Es triste no sentir nada, pero es muy duro decirle a alguien que no sientes nada.

eva dijo...

coincido totalmente con pepe, aunque ahora que lo pienso, si no sientes nada tampoco te resultaría duro decirle a la otra persona que no sientes nada.
Besitos

Gattaca dijo...

Efectivamente no te creo.

Besos!